Otros

Stock asegurado frente a la escasez de materias primas

Sin escasez de materias primas

Escasez de materias primas

La escasez de materias primas es uno de los sucesos más relevantes de los últimos tiempos. Una crisis que, sin duda, afecta a muchos sectores, entre ellos el sector de las cestas y cajas de Navidad. Recuerda como el pasado año saltó la alarma en los medios de comunicación de la escasez de estos productos como consecuencia de la crisis de suministros y de la falta de materias primas.

¿Estamos en la misma situación actualmente? ¿Cuáles son las causas? ¿Podremos comprar este año cestas y cajas de Navidad?

Desde Sierra de Padelma queremos informarte sobre la escasez de materias primas y contarte cómo puede afectar esto a las compras que hagas, tanto de cestas y cajas de Navidad en los meses previos a la festividad, como en la compra de otros muchos productos.  Pero antes, ¿qué provoca la escasez?

¿Qué provoca la escasez?

La escasez no solo provoca que a muchos lugares y empresas no lleguen materias primas, y por tanto, que se ralentice la producción en las empresas, también provoca el encarecimiento de muchos productos. Por ejemplo: los envases, los plásticos o la madera, son solo algunos de los materiales en los que vemos constantes subidas de precio debido a su escasez, y esto lo que hace es que en algunas empresas se vean obligados a subir los precios del producto final.

El pasado año solo las cajas de madera experimentaron una subida de precio del 40% con respecto al año anterior. Pero esto no fue todo.  Los retrasos en las entregas se convirtieron en habituales ya que no llegaban muchos productos a tiempo.

Causas

¿Cuáles son las causas de la escasez? Algunos lo llaman la tormenta perfecta, y es que se han juntado causas que, una tras otra, solo han hecho que empeorar el problema. A continuación, hacemos una recopilación, tanto de las causas que llevamos arrastrando tiempo, como de la nuevas causas que han acrecentado la crisis, por ejemplo: la Guerra de Ucrania.

stock asegurado

Covid 19

El pasado año nos enfrentamos a la variante de la COVID-19 Ómicron, que se propagó con mucha más facilidad meses antes de la Navidad, y eso, sumado al Brexit condujo en gran parte a la escasez. Ocupó páginas y páginas de periódicos, y muchos minutos en los telediarios, principalmente por una de las consecuencias: se acrecentó la crisis de materias primas que arrastrábamos del año anterior.  Por ejemplo: empezaron a faltar ciertos productos para la confección de cestas de Navidad provenientes de Reino Unido, como son los licores.

Sin embargo, este año el foco se sitúa en la Guerra de Ucrania y en el acaparamiento de suministros. Te lo explicamos a continuación.

Guerra de Ucrania

Una de las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania es la subida de precio en las materias primas. Un conflicto que aumenta la incertidumbre en los mercados de materias primas y que se prevé que se mantenga en los próximos meses, e incluso más tiempo.

Y es que, el ataque ruso ha desembocado en el aumento desmesurado de algunos metales industriales y de algunos alimentos, por ejemplo: el trigo, el maíz o la soja están llegando a sus máximos históricos, influyendo en la producción de harina, en la producción de panadería, de bollería y pastelería, también en las pastas alimenticias, e incluso en la producción de algunas bebidas como la cerveza o como las bebidas espirituosas. También en la producción de piensos compuestos.

Respecto a los materiales, el cobre, el níquel e incluso el aluminio se venden a precios desorbitados. El precio de muchos metales está poniendo en riesgo la producción global de los catalizadores de los vehículos, lo que afecta considerablemente al sector automovilístico, entre otros.

Acaparamiento de suministros

Todo esto aumenta el acaparamiento de suministros que ya llevaban haciendo muchos países desde la pandemia. Un acaparamiento de suministros que llevaron a cabo algunas de las principales potencias del mundo, por ejemplo: China con el  acopio de chips.

El objetivo de algunos países como este ha sido acaparar algunos suministros para garantizar el consumo propio y el consumo de países que sean socios comerciales. Esta es la forma que tienen de afrontar la crisis.

Sin embargo, estas acciones aumentan la escasez en el mercado internacional, es decir, agrandan el problema de déficit de materias primas en otros muchos países.  La cantidad de empresas y países afectados en Europa es numerosa, empresas y países que no pueden hacer frente a la actual demanda.

Actualmente, los precios de las materias primas son muy volátiles, el acaparamiento es inminente y los sectores afectados son incontables; hablamos de problemas en el sector de la alimentación, en el sector de la construcción, en el de la energía, y como te decíamos antes, en el sector del automóvil…

¿Soluciones?

Muchos se preguntan dónde está la solución. Aunque los expertos no apuntan a soluciones factibles a corto plazo, apostar por la producción local puede ayudar en algunos sectores, por ejemplo en nuestro sector. Apostar por productos de origen Español puede ser la solución y además puede ayudar a nuestra economía. Disponemos en España de licores, vinos, y un sinfín de alimentos ideales para la confección de cualquier caja o cesta de Navidad.

Sierra de Padelma asegurará el sotck frente a la escasez de materias primas

A pesar de la situación que vivimos y que se prevé,  Sierra de Padelma asegurará el stock necesario para poder vender a todos sus clientes cestas y cajas de Navidad, baúles de Navidad, estuches de vino, y cualquiera de los productos de su tienda online.

Haremos la tradicional campaña de Navidad como cada año, tenemos los medios para no tener problemas, o tener los mínimos tanto en el proceso de confección como en el servicio.  Dispondremos de todos los materiales fundamentales para que nuestros clientes continúen un año más satisfechos con nuestros productos.

¡En Sierra de Padelma estamos listos para ofrecer el mejor servicio y los mejores productos a nuestros clientes! Disfruta de cualquiera de nuestras cestas y cajas de Navidad.