caja navidad sierra de padelma

¿Se ha convertido la famosa caja de navidad en un derecho adquirido del trabajador? Es una pregunta que cada año muchos se hacen debido a la cantidad de noticias que aparecen sobre sentencias del Tribunal Supremo, sentencias relacionadas con la obligatoriedad de que algunas empresas sigan enviando cajas de navidad a los trabajadores con contrato en vigor.

¿A qué empresas les ha pasado y por qué? ¿Es realmente un derecho del trabajador recibir una caja de navidad? ¿Cuáles son las sentencias del Tribunal Supremo?

Desde Sierra de Padelma, como expertos en la venta de cajas de navidad online, queremos responder a todas estas preguntas. ¡Sabemos que es un tema curioso como mínimo!

Empresas afectadas

Te hablamos de tres empresas a las que el TS obligó a restituir el envío de cajas a navidad:

  • Fujitsu Technology Solutions en España: esta es una de las empresas afectadas y la primera de la que queremos hablarte. La empresa Fujitsu Technology Solutions en España volvió a enviar la cesta de Navidad en el año 2016 a sus 1.600 empleados, después de suprimirla en el año 2013 alegando reducción de costes económicos. Fujitsu llevaba desde los inicios de su actividad enviando cajas de navidad a los trabajadores (a excepción del año 1997, año en el que sustituyó la cesta por un cheque regalo). Ante esto, el Supremo consideró que esta cesta se había convertido en una condición más del contrato de cada trabajador.
  • Call Center Transcom: esta empresa en el 2018 envió a sus trabajadores la caja de Navidad del año 2016. La empresa llevaba 10 años haciéndolo y tras está década decidió sustituir la cesta por un cóctel de empresa. Una vez más, el TS consideró que la compañía debía restituir el envío de la cesta ya que era una “condición más beneficiosa” y que la compañía no podía suprimir esta condición de forma unilateral. Sin embargo, la empresa, durante todo el proceso, defendió que el envío de las cajas tan solo era una liberalidad (en Derecho Civil se entiende por liberalidad un acto por el cual una persona procura o se compromete a procurar a otra una ventaja sin contrapartida. Es como una donación).
  • Mecalux: Mecalux es una de las compañías punteras en el mercado de sistemas de almacenaje, empresa a la que sentenciaron en el año 2016 a enviar la cesta de Navidad del año 2012 a sus trabajadores. El Supremo le dio la razón a los sindicatos, quienes reclamaban la cesta que la empresa dejó de enviar tras fusionarse con Esmena. Los jueces, durante el proceso, entendieron que la fusión no debía alterar la condición beneficiosa de los trabajadores.

Qué se considera un derecho adquirido

Todas las sentencias que obligaron a las empresas que hemos citado a reanudar el envío de cestas de Navidad se basaron en que los trabajadores tenían un derecho adquirido. ¿Qué es un derecho adquirido?

Los derechos adquiridos son esos derechos de los trabajadores que proporcionan condiciones que son más beneficiosos en el ámbito laboral que aquellas que están establecidas en la Ley, en el convenio colectivo de los trabajadores o en el contrato.

Estos derechos están regulados en el artículo 3.1 del Estatuto de los Trabajadores, que establece:

 “1. Los derechos y obligaciones concernientes a la relación laboral se regulan: c) Por la voluntad de las partes, manifestada en el contrato de trabajo, siendo su objeto lícito y sin que en ningún caso puedan establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos antes expresados.”

¿Cuándo se convierten las mejoras o condiciones beneficiosas en derechos adquiridos?

En los siguientes supuestos, las mejores que se realizan podrían ser derechos adquiridos:

  • Si mejora lo pactado en el contrato, lo que establece el convenio, etcétera.
  • El empresario manifiesta la voluntad de ofrecer esta condición más beneficiosa.
  • Si existe continuidad durante un tiempo prolongado.
  • El empresario mantiene unilateral y voluntariamente el derecho.

Entonces, ¿podríamos decir que las cajas de Navidad son un derecho adquirido del trabajador? En ningún caso se puede generalizar. Siempre dependerá de los detalles de cada caso, detalles que es necesario analizar de forma totalmente independiente para saber si se cumplen los requisitos para que este detalle navideño se convierta en un derecho adquirido (tal y como ha pasado en algunas empresas) o no.

Entonces como empresa, ¿no debería suprimir la caja de Navidad nunca por miedo a una denuncia?  Si tan solo nos fijamos en los artículos de los medios de comunicación deberíamos pensar que no, porque como empresa una sentencia podría obligarte a reanudar esta costumbre. Sin embargo, la realidad es muy diferente ya que existen mecanismos legales para dejar de enviarla, aunque antes habrá que ver si en tu empresa este detalle es un derecho o una liberalidad.