copa vino y botella

En el fondo de las botellas de vino, tanto del vino tinto como del rosado o del tinto, a veces encontramos unos pequeños cristalinos. Esto es lo que se conoce como el poso pero, ¿qué es exactamente? Hay muchas preguntas que muchos usuarios se hacen frecuentemente sobre el poso en las botellas de vino y nosotros, como especialista en la confección y venta online de cajas de Navidad (productos donde las botellas de vino son casi un deber) queremos dar respuesta.

¿Qué es el poso del vino?

El poso del vino viene a ser el conjunto de sedimentos que se acumulan en el fondo de la botella. Son los depósitos de levaduras muertas, residuales y otro tipo de partículas que se generan tras la fermentación y el añejamiento.

Con el paso de los años se pueden formar dos tipos de sedimentos: los tártratos y la materia colorante. El primero es el más habitual y suele ser Bitartrato Potásico.

¿Por qué hay poso en las botellas de vino?

Seguro que te preguntas por qué hay posos en algunas botellas de vino.  Cuando vemos posos normalmente es porque no se ha intervenido demasiado en el proceso de elaboraciones, es decir, no se han realizar fuertes clarificaciones o filtraciones para mantener la personalidad del mismo, y por ello el vino contiene una mayor cantidad de residuos, los cuales vemos precipitados en el fondo de la botella. Es sin duda, señal de un trabajo más natural.

¿Es malo el poso en las botellas de vino?

A diferencia de lo que piensan muchas personas, el poso en las botellas del vino no es alarmante ni indica que el vino esté en mal estado. Es bastante normal pensar que se trata de algún tipo de defecto que presenta el vino, que se ha puesto malo, o que este es de mala calidad. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Estas creencias son todas falsas, el vino puede ser muy bueno y estar en perfecto estado, aunque presente estos pequeños residuos.

¿Qué hacer con los posos de vino?

Fácil. Podemos consumirlos o podemos decantar el vino y desecharlos, todo dependerá del gusto del consumidor. Aunque lo más habitual es decantar el vino.

¿El poso del vino cómo se puede llamar?

El poso del vino, que viene a ser el sedimento, también puede llamarse con otros nombres: zupia, concho de vino o heces de vino, e incluso en Andalucía puede usarse el siguiente concepto para referirse a él: solaje. No obstante, el más común es ‘tártaros de vino’.

¿En qué vinos es más habitual encontrar posos?

Los cristalinos podemos encontrarlos en los vinos blancos, rosados y tintos, aunque lo más habitual es encontrarlos en el fondo de los blancos y rosados. No obstante, en el corcho de algunos tintos también es muy común.

¿Se consume el poso del vino?

Consumir el poso del vino o no es una elección del consumidor. Se puede decantar el vino para que desaparezca el sedimento o bien consumir con él, pues para algunos expertos estos cristalinos le aportan una personalidad y textura únicas.

¿Cómo evitan el poso de los vinos?

En los procesos de elaboración de los vinos se lleva a cabo la clarificación y la filtración, tal y como te decíamos antes. Estos procedimientos tienen, precisamente, el objetivo de retirar los sedimentos naturales que salen en el vino de manera totalmente natural. Aunque son procedimiento que hay que hacer con mucho cuidado porque podría interferir mucho en la personalidad del vino. Es entonces a través de estos procesos la mejor manera de evitar los posos.

¿Cómo servir una botella con posos de vino?

Tal y como decíamos antes, son muchos los que desean consumir el vino con el poso, aunque para aquellos que desean eliminarlo el proceso es sencillo. La botella debe estar con el mayor reposo posible antes de servirse, por lo menos un par de horas. Si ves que aun así el poso está muy latente, lo mejor es decantarlo lentamente en una jarra o recipiente transparente hasta que veas aparecer los primeros cristalinos.

Para decantar el vino presta atención a estos tips:

  • Coloca la botella delante de alguna fuente de luz para ver con mayor facilidad los posos. Si esta oscuro o te encuentras en una zona poco iluminada será mucho más difícil.
  • Mientras el vino cae en el nuevo recipiente presta atención al cuello de la botella, cuando el vino se vea más turbio es mejor dejar de decantarlo y dejar esa parte en la botella para que la mayoría de los posos se queden ahí.
  • Puedes utilizar un paño de algodón o un filtro para detener los posos y que el decantado sea mucho más cómodo.

Estas son solo algunas de las muchas preguntas relacionadas con los posos de las botellas de vino. ¿Tienes alguna otra?