aceite de oliva

El aceite de oliva es el producto estrella de la dieta mediterránea. Es un producto que utilizamos para cocinar, e incluso en crudo para consumir; aliñando ensaladas, carnes, pescados, verduras, etcétera. Existen diferentes tipos de aceites, en función del proceso de obtención y de la variedad de aceituna empleada, y cada uno de ellos, normalmente, lo usamos con un fin y con unos productos.

Desde Sierra de Padelma, como empresa especializada en la venta de cestas de Navidad online, queremos hablarte de uno de los productos que no puede faltar en una caja de Navidad española: el aceite de oliva. Queremos contarte cuál es el origen de este tipo de aceite y cuáles son los tipos que se pueden encontrar en el mercado (de origen español).

Qué es el aceite de oliva

Seguro que has consumido en incontables ocasiones aceite de oliva pero, ¿sabes exactamente qué es? Es un tipo de aceite utilizado principalmente en la cocina, un aceite vegetal que se extrae de las aceitunas de forma súper sencilla. Tan solo hay que ejercer un poco de presión en la aceituna y listo.

Esta facilidad ha hecho que sea un producto muy utilizado desde épocas muy antiguas.

Usos del aceite de oliva

Aunque el principal uso, tal y como comentábamos en el anterior apartado, es el culinario, el aceite de oliva se ha empleado durante muchísimos años en asuntos religiosos, en la producción de cosméticos, e incluso como combustible en la iluminación. ¿Te suenan las famosas lámparas de aceite que se utilizaban en los templos antiguos?

Tipos de aceites de oliva

  • Aceite de oliva virgen extra: es el aceite de mejor calidad que podemos encontrar en el mercado. Es zumo de aceitunas 100% y es el que se produce a partir de aceitunas de calidad superior, y lo más relevante es que… ¡es un aceite libre de defectos! Además, mantiene todas sus propiedades intactas.

  • Aceite de oliva virgen: es un aceite de calidad similar al extra aunque en esta caso los defectos no tienen por qué ser 0, pueden ser inferiores al 3,5 (casi indetectables para el consumidor final).

  • Aceite de oliva: producido a partir de aceites de oliva refinados y vírgenes. Que se realice a partir de aceites refinados implicado que durante el proceso se emplea procesos químicos o térmicos

  • Aceite de orujo de oliva: es el tipo de aceite que se produce tras la combinación de aceite de orujo de oliva refinado y de aceite de oliva virgen o virgen extra.

A continuación, elaboramos una lista con las principales variedades de la aceituna, desde las que se crean diferentes tipos de aceite en nuestro país:

  • Picual: procedente de Jaén, aunque no es raro encontrarla en otras regiones de Andalucía como Córdoba o Granda. Es uno de los tipos más comunes y, actualmente, representa el 50% de la producción total de nuestro país. Es muy característico por los tonos verdes y el sabor ligeramente amargo.
  • Manzanilla cacereña: típica de Cáceres, Badajoz, Salamanca, Ávila y Madrid. Es una variedad muy demandada y especial por su verde intenso y sus aromas únicos (a manzana, plátano…).
  • Hojiblanca: se encuentra en diferentes regiones, aunque es común de Sevilla, Córdoba y Málaga. Este aceite es característico por presentar un sabor suave y un color muy dorado.
  • Lechín de Sevilla: propio de Sevilla, como su propio nombre indica, pero también de otras provincias como Badajoz, Cádiz, Huelva y Málaga. Con esta aceituna se obtiene un aceite de muy buena calidad.
  • Morisca: es propia de Badajoz. Es una variedad utilizada para producir aceite, aunque también puede consumirse en mesa.
  • Arbequina: típica de Lérida, aunque también podemos encontrarla en Tarragona. Con esta variedad de aceituna se elaboran los aceites con denominación de origen Garrigues y Siurana. Son aceites muy característicos por su intenso aroma.
  • Empeltre: aceituna típica de Zaragoza, Teruel y Baleares. Los aceites se diferencian de otros por su color amarillo y du dulzor.
  • Cornicabra: variedad procedente de Ciudad Real y de Toledo, aunque no es raro encontrarse con ella en la Comunidad de Madrid. Los aceites que se obtienen a partir de esta variedad presentan un fuerte sabor.
  • Blanqueta: la variedad blanqueta se cultiva en diferentes zonas de la Comunidad Valenciana, como Valencia y Alicante. Es una variedad bastante reciente, que ha aumentado su uso hace tan solo dos décadas.
  • Royal: es otra de las variedades propias de Jaén. Es la única variedad Royal con DO (Denominación de Origen) y presenta unos interesantes aromas afrutados.

La calidad de cualquier aceite de oliva viene determinada por el color, el sabor y el aroma que este desprende. Seleccionar el mejor aceite para cada ocasión es la clave para que un determinado producto o una receta se convierta en un verdadero manjar para nosotros.